miércoles, 6 de enero de 2010

Lectura de "Los Reyes Magos son de verdad" de Noelia Fajardo Martínez

Los Reyes Magos son de verdad
Había una vez una niña llamada Cristina, que estaba muy confusa respecto a los Reyes Magos. Apenas su padre llegó a casa y se sentó en el sofá, Cristina dijo en voz baja y como con miedo:
- ¿Papá?
- ¿Sí, hija?
- ¡Oye quiero que me digas la verdad!
- ¡Claro hija!
- Papá, ¿existen los Reyes Magos? -titubeó Cristina.
El padre se quedó mudo y miró a su mujer sorprendido.
- ¡Las niñas dicen que son los papás! ¿Es verdad?
El padre tragó saliva y dijo:
- ¿Y tú qué crees?
- ¡ Yo no sé papá: que sí y que no!
- Mira hija, sí que son los padres los que ponen los regalos pero...
- ¿Entonces es verdad? ¡Me habéis engañado! -dijo Cristina con los ojos humedecidos.
- No, nunca te hemos engañado, los Reyes sí que existen -dijo su padre secándole las lágrimas. ¡Te voy a contar la verdadera historia de los Reyes Magos!:
Cuando el niño nació, tres Reyes Magos de Oriente se acercaron al portal para adorarlo y le llevaron regalos. El niño Jesús, se puso muy contento. Uno de los tres Reyes dijo:
- ¡Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían.
- ¡Oh, sí! -exclamó Gaspar. Es una buena idea, pero es muy difícil de hacer. No seremos capaces de llevar tantos regalos a todos los niños del mundo en una sola noche.
- ¡Es muy difícil recorrer todo el mundo en una noche, aunque seamos tres! -dijo Baltasar.
De repente la voz de Dios se escuchó en el portal:
- ¡Sois muy buenos, queridos Reyes, y por eso voy a ayudaros a realizar vuestro deseo! ¿Qué necesitáis para poder llevar los regalos a todos los niños?
- ¡Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño! Pero no podemos tener tantos.
- ¡Pues mirad, no sólo vais a tener un paje para cada niño, sino dos! -dijo Dios.
Los tres Reyes Magos se quedaron muy sorprendidos.
- ¡Decidme! Si los pajes que necesitáis deben de querer mucho a los niños y saber lo que les gusta ¿qué mejores pajes que sus propios padres?
Los Reyes al escuchar la maravillosa idea, asintieron con la cabeza maravillados, y Dios dijo:
- ¡Pues ordeno que todos los niños del mundo reciban los regalos de manos de sus padres, pero de parte de los Reyes Magos! ¡También ordeno que los padres no le cuenten la historia a sus hijos hasta que no vean que son lo suficientemente mayores para entenderla. Y, alrededor del Belén, recordarán que son un poco más felices, gracias a los Reyes Magos!
Cuando el padre de Cristina terminó, la niña se levantó, y dándole un beso a su padre dijo:
- ¡Ahora sí que lo entiendo todo papá. Y estoy muy contenta de saber que me queréis y no me habéis engañado!
Y todos se abrazaron mientras, desde el cielo, tres Reyes Magos, los contemplaban muy satisfechos.
© 2009: Noelia Fajardo Martínez
Curso: Segundo de ESO. IES Valle de Elda

2 comentarios:

Grupo Leo dijo...

Muy buena la decisión de publicar algunos de los trabajos presentados en el concurso del curso pasado. Os animamos a todos, publicadas las bases del Concurso de este curso que ya en este trimestre vayáis escribiendo vuestros poemas y cuentos. Con la publicación de estos trabajos queremos premiar a todos los participantes del curso pasado.Seguiremos con la experiencia. Mi agradecimiento al artífice del Blog.
El Coordinador del Grupo Leo

makaciencia dijo...

Precioso.