viernes, 20 de septiembre de 2019

Los libros del mes de septiembre: "Cuando las niñas vuelan alto"

Reseña:
Las protagonistas de este cuento tienen grandes sueños y para conseguirlos, el señor SIQUIERESPUEDES les ha tejido unas alas, que llevan puestas. Pero la banda dirigida por don NOLOCONSEGUIRAS y sus secuaces, Sr. Reflejos, Señor-Ita, Sr. Bellezaexterior y Sr. Desigualdad tienen la misión de impedir que se cumplan haciéndoles dudar de sus capacidades para lograr alcanzarlos.
Para ello llenan de piedrecitas los bolsillos, los zapatos y las mochilas de las niñas para que no puedan despegar el vuelo, a pesar de sus magníficas alas. Adriana ahora quiere ser azafata porque su sueño de ser piloto le parece demasiado difícil. Las protagonistas de los cuentos de Jimena serán siempre guapas y no tendrán cabida las inteligentes y soñadoras y Martina perderá interés por el violín porque ahora lo que le preocupa es su peso.
Pero encontrarán en Violeta, una compañera intrépida, valiente, decidida y alegre, el valor para librarse de las pesadas piedras que les impiden volar y comprender que está en las manos de cada uno luchar para conseguir lo que nos propongamos.
Las ilustraciones consiguen que el lector se sienta identificado con las protagonistas, minimizando a los malos a la vez que lo hacen ellas y se ría de los mismos ya que están representados de una manera muy cómica.

La autora e ilustradora:
Raquel Díaz Reguera (Sevilla, Octubre 1974) dibuja y escribe desde niña. Con seis años gana su primer concurso de pintura y a partir de ahí, estudiar, probar y experimentar. Comienza Bellas Artes en la Universidad de Sevilla y complementa su formación con cursos de diseño gráfico e ilustración digital. Sin embargo, su vida profesional toma otro rumbo cuando abandona los pinceles para entregarse a su pasión por la música y la escritura.
Se instala en Madrid y, acompañada por grandes músicos, escribe las primeras letras de sus canciones. Pronto firma su primer contrato editorial con Universal Music Publishing y, al tiempo que escribe letras para artistas como Victor Manuel, Pastora Soler, Noa, Zuchero, Nek, Alba Molina, Chayanne, Miguel Ríos, Pastora Soler y otros, graba su primer disco como integrante del dúo Maldeamores.
En el mundo del diseño y la maquetación, trabaja realizando imágenes corporativas para diversas empresas, cartelería y catálogos de exposiciones. Sin abandonar nunca su pasión por la escritura, comienza a escribir cuentos infantiles y a ilustrarlos.
En noviembre de 2010 publica su primer álbum ilustrado, ¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?, al que seguirán Un amor tan grande, Un beso antes de desayunar, Un monumento a la cometa, Catálogo de besos, Un día de pasos alegres, Azulín azulado…
Actualmente suma veintisiete títulos publicados.
La primavera de 2016 realizó el diseño del cartel de la Feria del libro de Sevilla.
En Amigos de papel se estrena con El ladrón de sonrisas.

CUANDO LAS NIÑAS VUELAN ALTO

Ellas son tres, pero podrían ser diez,
o cien, o una, o todas las niñas del planeta.


Adriana es ligera como una pluma,
es la más bajita de su curso.
Le encanta volar de un lado a otro de la habitación
rugiendo como si fuese una avioneta.
Está segura de que será la mejor piloto del mundo.


Jimena es muy silenciosa.
Se pasa el día entre libros,
como un ratoncillo de biblioteca.
Le gusta escribir cuentos
y va con su cuaderno a todas partes.
Quiere ser una superescritora


Martina es redondita como el punto de la i.
Siempre sube los escalones de casa de tres en tres
para llegar pronto a su cuarto y abrazarse a su violín.
Sueña con ser una gran violinista.


¿Y quién se ocupa de que no pierdan la ilusión?
No sé si habéis oído hablar alguna vez
del señor SIQUIERESPUEDES;
él es el encargado de tejer alas.
Unas alas que no se ven,
pero que todos los que tienen sueños que cumplir
llevan puestas sin saberlo.


Pero para que los sueños no se cumplan hay una familia de malos malísimos.
La banda dirigida por don NOLOCONSEGUIRÁS. Ellos se encargan de que las alas que teje el señor SIQUIRESPUEDES no sirvan para nada.
¿Y cómo conseguir que las niñas no puedan levantar el vuelo a pesar de llevar alas? Pues es fácil: van poniendo pequeñas piedrecitas en sus bolsillos, en sus zapatos, en sus mochilas…que, poco a poco, van haciéndolas muy pesadas, demasiado para que puedan volar.


Autora e ilustradora: Raquel Díaz Reguera
Editorial: Lumen
ACTIVIDADES
1.- ¿Tienes un sueño que desearías se hiciese realidad? ¿Sientes “piedras” que intentan impedir que lo logres?
2.-Dibújate con tus alas, como en el cuento, con las que podrás conseguir lo que te propongas.
3.-Escribe un cuento o un poema y envíalo por correo postal, acompañado de un dibujo, con vuestro nombre y apellidos, curso, colegio y número de teléfono a:

GRUPO LEO
apartado 4042
03080 ALICANTE

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Los libros del mes de septiembre: "Cosa de niños"

Reseña:
Cosa de niños es un libro extraordinario para leer en voz alta, para compartir. Y cada vez que lo leemos descubrimos algo nuevo. Con un estilo muy particular, Bischel crea un espejo en el que el lector se mira e interpreta las historias según su propia experiencia. El autor nos invita a mirar con la curiosidad de los niños, a reflexionar sobre el mundo que nos rodea y cuestionarlo todo: las convenciones del lenguaje, el conocimiento, el poder, el progreso… Las siete historias tienen protagonistas distintos que, sin embargo, son un mismo personaje: un hombre solo, incomprendido, quizás algo chiflado… Esto es algo que Federico Delicado ha sabido recoger en las ilustraciones que acompañan el texto, llenas de referencias y guiños al lector. Debajo del disparate encontramos un retrato de la naturaleza humana con un poso de amargura que no deja indiferente. Un libro excelente para jóvenes y adultos sin miedo a reirse de todo, incluso de sí mismos.
El autor:
Peter Bichsel nació en Lucerna (Suiza) en 1935. Se formó como maestro y trabajó en la escuela primaria hasta 1968. Después se dedicó a la escritura. Peter Bichsel está muy próximo al vanguardista Grupo 47, un círculo de escritores que le otorgó en 1965 su premio anual de Literatura. También es colaborador del Coloquio literario Berlín 65. Bichsel fue premiado con el premio Lessing de la ciudad de Hamburgo en 1965 y ese mismo año, el Grupo 47 también le otorgó su premio anual. La obra de Bichsel ha recibido múltiples distinciones, entre otras, el Grand Prix Schiller y el premio GottfriedKeller. En el campo de la Literatura infantil y juvenil, le otorgaron en 1970 el premio más importante de Literatura infantil y juvenil escrito en lengua alemana, el Deutscher Jugendbuchpreis (Premio al Mejor Libro Juvenil en Alemán) por su obra Kindergeschichten (Cosa de niños). Desde 1985, Peter Bichsel es miembro de la Academia de las Artes de Berlín y de la Academia Alemania del Idioma y la Poesía de Darmstadt.
El ilustrador:
Federico Delicado nació en Badajoz en 1956. Estudió Dibujo y Pintura en la Escuela de Artes y Oficios y se licenció en Bellas Artes en la universidad Complutense de Madrid. Ha sido colaborador del diario El País, aunque se ha especializado en ilustrar libros infantiles y juveniles para diversas editoriales. Ganó el Premio Emilia Pardo Bazán para literatura no sexista en 2002 y el segundo premio del Certamen Internacional de Álbum Infantil Ilustrado Ciudad de Alicante en 2005, con El petirrojo (Anaya). En 2014 obtuvo el Premio Internacional Compostela para álbumes ilustrados por Ícaro (Kalandraka).

UNA MESA ES UNA MESA

Quiero contar la historia  de un viejo, de un hombre que ya no habla y tiene el rostro cansado, demasiado cansado para sonreír y demasiado cansado para avinagrarlo. Vive en una pequeña ciudad, al final de la calle o cerca del cruce. Casi no vale la pena describirlo, nada apenas lo diferencia de los otros. Lleva un sombrero gris, pantalones grises, chaqueta gris y, en invierno, un abrigo largo y gris. Tiene el cuello delgado con la piel seca y arrugada: los cuellos blancos de las camisas le van demasiados anchos.
En el último piso de la casa tiene el viejo su cuarto. Quizás estuvo casado y tuviera hijos, quizás viviera antes en otra ciudad. Fue sin duda alguna niño, pero eso ocurrió en una época en que los niños iban bien vestidos como los mayores. Así se los ve en el álbum de fotografías de la abuela. En su cuarto hay dos sillas, una mesa, una alfombra, una cama y un armario. Encima de una mesita hay un despertador, junto a él, periódicos viejos y el álbum de fotografías; cuelgan de la pared un espejo y un cuadro.
El viejo daba por la mañana un paseo y por las tardes otro, cambiaba unas palabras con su vecino y por la noche se sentaba a la mesa. Siempre lo mismo, y los domingos también. Cuando el viejo se sentaba a la mesa oía el tictac del despertador.
Hasta que llegó un día distinto, un día de sol, ni demasiado caluroso ni demasiado frío, con gorjeos de pájaros, gente amable y niños que jugaban, y lo bueno del caso fue que al viejo, de repente, le gustó aquello.
Sonrió.
“Todo va a cambiar”, pensó.
Se desabrochó el botón del cuello de la camisa, tomó el sombrero en la mano, apresuró el paso, flexionando incluso las rodillas al andar, y se alegró. Llegó a su calle, saludó a los niños, entró en casa, subió las escaleras, se sacó la llave del bolsillo y abrió la puerta de su cuarto.
Pero en el cuarto todo seguía igual: una mesa, dos sillas, una cama. Y tan pronto como se sentó volvió a oír el dichoso tictac y se le fue toda la alegría porque no había cambiado nada.
Y el viejo montó en cólera.
Vio en el espejo cómo se le enrojecía la cara, frunció el ceño, apretó convulsivamente las manos, levantó los puños y golpeó con ellos el tablero de la mesa, primero un golpe, después otro, hasta aporrear luego la mesa gritando una y otra vez:
— ¡Tiene que cambiar, todo tiene que cambiar!
Y dejó de oír el despertador. Luego empezaron a dolerle las manos, le falló la voz, volvió a oír el despertador y nada había cambiado.
—Siempre la misma mesa— dijo el viejo—, las mismas sillas, la cama. El cuadro. Y a la mesa la llamo mesa, al cuadro, cuadro, la cama se llama cama, y la silla, silla. ¿ Por qué?. Los franceses llaman a la cama li a la mesa tabl, al cuadro tabló y a la silla ches, y se entienden. Y los chinos también se entienden.
“Por qué no se llama la cama cuadro”, pensó el viejo, y se sonrió. Luego empezó a reír y a reír, hasta que los vecinos se pusieron a dar golpes a la pared y a gritar: “¡Silencio!”.
Ahora van a cambiar las cosas— exclamó el viejo y empezó a llamar a la cama cuadro.
—Tengo sueño , me voy al cuadro— dijo. Y por las mañanas se quedaba a veces echado largo tiempo en el cuadro, pensando en cómo llamar a la silla, y la llamó despertador.
Se levantó, se vistió, se sentó en el despertador y apoyó los brazos en la mesa. Pero la mesa ya no se llamaba mesa, ahora se llamaba alfombra. Así pues, por la mañana el viejo abandonó el cuadro, se vistió, se sentó en el despertador frente a la alfombra y empezó a pensar en los nuevos nombres de las cosas.
A la cama la  llamó cuadro.
A la mesa la llamó alfombra.
A la silla la llamó despertador.
Al periódico lo llamó cama.
Al espejo lo llamó silla.
Al despertador lo llamó álbum de fotografías.
Al armario lo llamó periódico.
A la alfombra la llamó armario.
Al cuadro lo llamó mesa.
Y al álbum de fotografías lo llamó espejo.

Tomado de: Cosa de niños
Autor: PeterBichsel
Ilustraciones de: Federico Delicado
Publicado por: cuatro azules

ACTIVIDADES
1.-Intenta contar la vida que hacía el viejo utilizando las palabras  que ha cambiado el viejo.
2.-¿A qué cosas de tu colegio le cambiarías el nombre? Haz una lista de esas nuevas palabras.
3.-Escribe una historia que lleve por título “El inventor de palabras” y envíalo por correo postal acompañado de un dibujo con vuestro nombre, apellidos, curso, colegio, y número de teléfono a:

GRUPO LEO
apartado 4042
03080 ALICANTE



miércoles, 4 de septiembre de 2019

Cierre de la actividad veraniega en Casalarreina

El miércoles 28, finalizó la actividad del día del Cuento en Casalarreina, convertido en un foro intergeneracional de la palabra, la lectura y el libro.
Al finalizar Félix Caperos, Alcalde del municipio puso en mis manos un álbum fotográfico cargado de emociones de la sesión del día 7 de Agosto en el que contamos con la  presencia de los escritores Pedro Villar y Mari Carmen Azcona, escritores en  nuestro Seminario.
Cómo Coordinador del Grupo Leo que durante 5 veranos promueve y apoya esta actividad quiero agradecer a:
Pedro Villar, su presencia para hacer realidad un sueño personal relacionado con dos de sus Libros. Gracias por el esfuerzo DESINTERESADO, Pedro. 
A Fátima Conde, bibliotecaria, perteneciente a nuestro Seminario, que ilusionada, en pocos días puso en marcha el encuentro.
A la presencia de Maricarmen Azcona que nos aportó un  nuevo cuento que dedicó personalmente a todos los niños.
A la dirección y trabajadoras del Centro de mayores que prepararon unas emotivas Actividades
A las educadoras de la Ludoteca municipal que participaron con trabajos gráficos.
A Ester, Concejala de Cultura que adquirió distintos ejemplares de Libros de Pedro Villar.
Y de nuevo a su Alcalde que compartió con nosotros un arroz riojano envuelto en buen vino y tertulia. Gracias. 
Con este álbum en la mano no puedo menos que compartirlo con Todos los componentes del Grupo Leo. Entre todos y mi ilusión hemos puesto en marcha algo tan especial, en verano y en un pueblo de menos de 2000 habitantes. Un foro integeneracional y cultural.
Se acaban las Vacaciones. Se inicia la faena en las aulas base de nuestra actividad educativa. Espero que en Octubre formemos el Seminario cargados de la Ilusión y compromiso desde las aulas.
Os adjunto algunas fotos tomadas de ese libro.
Un abrazo. DIEGO
(Si clicáis sobre las fotos las podréis ver más grandes)




















Como ha dicho Diego, el miercoles 28, finalizó el cuentacuentos de la biblioteca. Un pequeño acto donde se homenajeo a Diego, con poesías y cuentos leídos por mayores y niños.
Dibujos pintados y dibujados por los propios niños alusivos a Diego y cuentos como protagonista Diego.
Algo emocionante porque él, no esperaba nada.
Y como siempre le acompañó Bego viviendo con él, otra experiencia inolvidable.
El Grupo Leo está también en Casalarreina.
La chistera sigue presidiendo otra vez la biblioteca y ella nos recuerda al Grupo Leo con Mari Carmen Azcona.
Gracias y un abrazo❤
Fátima Conde, bibliotecaria de Casalarreina.

miércoles, 19 de junio de 2019

Los libros del mes de junio: "Los coleccionistas de vidrio"


Reseña:
Andrés comparte muchos ratos con su abuelo y su amigo Joaquín. Cuando este se lamenta de no tener dinero para coleccionar objetos como otros niños del colegio, el abuelo de Andrés le anima a recoger vidrios de colores de la playa. Cada vidrio permitirá al abuelo inventar historias que atesoran mucho más que aventuras. Y es que, de estos relatos de piratas y faraones, ambos niños aprenderán, sin saberlo, aquello que permanecerá siempre. A partir de 10 años.

La autora:
Aurora Ruá Aguilar nació en Valencia. Comenzó a escribir desde de muy pequeñita. “Escribía historias que me inventaba y luego se las enseñaba a mis padres que, alegremente orgullosos, aplaudían siempre”. Licenciada en Derecho, compagina su actividad profesional con la literatura infantil y juvenil. En 2009 pública su primer libro “Los coleccionistas de vidrios”, a este se le han unido una larga lista de publicaciones. Su segundo título fue “Dibuixos al mur” del que dice que “me lo inspiraron mis hijos adolescentes”, después vinieron “El Utopífono”, 2013; “El Señor del Castillo”, 2015, “Estación Central”, 2015; “Un cuento y veinti3 sonrisas”, 2015; “Álvaro Saltarín”, 2016; “King of the Castle”, 2016; “La librería perdida”, 2017 y “El mago Vicentín”.
En 2013 al regresar a Valencia después de haber estado viviendo un tiempo fuera, decide abrir su propia librería en Valencia. Se trata de “Alas” un espacio literario y creativo, especializado en el libro ilustrado que giraba en torno a la ilustración y el libro ilustrado recientemente cerrado.

La ilustradora:
Paula Alenda González nació en alicante. Estudió Historia del Arte. Trabaja desde hace más de 20 años como diseñadora gráfica e ilustradora. Socia-Directora de Alenda Inventa.
Después de su primera exposición individual, formó un estudio de diseño e ilustración en asociación con un diseñador gráfico. Durante tres años compaginó su trabajo con los estudios de ilustración. En este tiempo continúa su carrera artística, realizando exposiciones individuales y colectivas. Recibido un accésit de pintura de la Universidad de Alicante y el premio Antonio Barceló del certamen de mini cuadros de Elda 2003. Aparece en el libro pintores alicantinos 1900-2000. Su obra como diseñadora gráfica transita desde el desarrollo de identidad corporativa al diseño de packaging. Sus trabajos pueden verse tanto en productos gourmet como en el diseño de interiores y paquetería de alta gama, y sus libros ilustrados suman ya una decena.
Como ilustradora se ha especializado en literatura infantil trabajando con editoriales como Anaya, Edelvives o Libre albedrío.
Desde 2011 ha creado un espacio propio en el que desarrollar su pasión por el mundo del papel y la ilustración con absoluta independencia. Así nació Con Trompa y Cartón, un proyecto de papelería ilustrada a partir del que ha desarrollado otros productos ilustrados como Pint, una colección de papel pintado, o colecciones exclusivas para la tienda del Museo Thyssen-Bornemisza inspiradas en obras de la colección.

LOS COLECCIONISTAS DE VIDRIO

Andrés era hijo, nieto y bisnieto de pescadores (...). Vivía en una casita pintada de azul junto al puerto, y su mundo olía a salitre, a brea, a mar.
Su madre falleció poco tiempo después de que él naciera, por una complicación surgida a causa del parto, y, pocos años después, una ola despiadada engulló el barco en que su padre y su tío faenaban, y nunca regresaron. Él era muy pequeño (…) La tragedia fue mucho peor para el abuelo, que perdió a sus dos hijos a un tiempo, de un solo golpe de mar.
Abuelo y nieto vivían en la casita azul junto al puerto, y pasaban a duras penas con la humilde pensión de jubilación que el primero recibía cada mes, y pocos lujos o caprichos podían permitirse; (...)
-¿Somos pobres, abuelo? -le preguntó un día el niño al llegar a casa.
-¿Pobres? ¿De dónde has sacado semejante idea? Nada necesitamos y nada debemos. (…)
Joaquín era su mejor amigo desde párvulos y le daba la impresión de que en su casa estaban bastante peor (…) Andrés y Joaquín acudían a la escuela del pueblo cada mañana temprano (…) hacían juntos los deberes y después salían a jugar a la plaza junto a los demás niños del pueblo, a veces al fútbol, otras al escondite o a churro va.
(…) decidieron hacerse exploradores. Cada tarde elegían un destino (…) marchaban al monte a inspeccionar cada sendero, o a las calas próximas, trepando por las rocas como cabras montesas. (…) Las tardes que hacía mal tiempo se
quedaban en casa jugando a las cartas o al dominó (…) una tarde en que miraban aburridos la lluvia por la ventana, el abuelo sacó uno de los libros apilados en la estantería. (…) El abuelo empezó a leer en voz alta:
-Los tres mosqueteros, de Alejandro Dumas… (…)
-Podéis explorar tras la tormenta -sugirió el abuelo-. Es el mejor momento, las olas arrojan tesoros ocultos a la orilla como este.
Entonces sacó de su bolsillo un objeto y lo colocó sobre la mesa. Era una piedra redondeada de color rojo.
-¿Qué es?-preguntaron al unísono.
-Vidrio de mar.
(…)- vidrio arrojado por los hombres a lo largo de miles de años. Cada uno de estos vidrios tiene una historia sorprendente (…) ¿Qué manos lo lanzaron al mar? ¿Cuánto tiempo ha viajado y cuanta distancia ha recorrido? … Este, sin ir más lejos, es parte de la copa del pirata Barbanegra… ¡No me digáis que no conocéis la historia!
Los dos niños negaron boquiabiertos.
-Escuchad con atención: LA COPA DEL PIRATA (…)
-Ya lo veis, no se trata de simples trozos de cristal arrastrados por las olas; ya os dije que cada uno guarda una historia sorprendente.
-¿Y tú cómo lo sabes abuelo?
-Tengo un sexto sentido para descubrirlas, solo tengo que guardarlos así un rato, con la mano cerrada, y ellos me cuentan su historia. Es como si susurraran las palabras a mi oído, solo hay que saber escuchar. (…)
Decidieron adentrarse en la cueva azul (…) Salieron por la abertura al otro lado (…), que daba a otra bahía más amplia; entonces la vieron. (…) Se quedaron inmóviles como estatuas, con las bocas abiertas por la sorpresa, hasta que, de pronto, ella percibió su presencia y se incorporó.
-Hola -les dijo-. ¿Qué estáis mirando?
No era una sirena, era tan solo una niña a la que no conocían. (…)
-¡Abuelo, abuelo! -gritaron corriendo hacia él enloquecidos-. ¡Mira!
Era un trozo de vidrio de color ámbar, redondeado y desgastado por la arena y el agua salada. (…)
-¿Qué te dice?- (…)
Este vidrio ha estado viajando durante cientos de años por todos los mares (…) Perteneció a una princesa china de una antigua dinastía… (…)
-Esta es la historia de LOTO Y SU FAROL DE ÁMBAR (…)
-Mira, abuelo (…) qué bonito el vidrio que ha encontrado Teresa en la escollera (…) El abuelo lo observó fijamente y lo encerró en la palma de su mano. Los niños guardaron respetuoso silencio mientras el cristal le hablaba. (…)
-Es un fragmento de LA BOTELLA DEL NAÚFRAGO.
-Cuéntanos la historia, abuelo (…)
Cerca de casa de Teresa, habían construido un espigón de enormes bloques de hormigón armado, con forma de cubo. El abuelo se lamentaba y decía que era la construcción más horrorosa que había visto, y que habían convertido aquella en “la playa más fea del mundo”. (…)
-Abuelo –le dijo un día Andrés mientras el abuelo les enseñaba a los tres a pescar desde lo alto del malecón de bloques que tanto le disgustaba-. Nunca llegaste a contarnos la historia del vidrio, ya sabes, el último que encontramos (…)
Joaquín se apresuró a sacar el vidrio de la caja, que solía llevar consigo, y le tendió el cristal al abuelo. Lo apretó en la mano y cerró los ojos (…), al fin, comenzó a hablar: EL ESCARABAJO DEL FARAÓN.
Una tarde Teresa les dijo:
-Nos vamos a vivir a Estados Unidos…No se por cuánto tiempo (…)
-Os he dejado un regalo en “la playa más fea del mundo” (…). Id mañana a buscarlo. (…)

Por la mañana temprano, acudieron los tres a “la playa más fea del mundo” (…) Al acercarse, descubrieron de qué se trataba. (…)
Entonces repararon en Andrés. Después de tantos años, había conseguido deshacer el nudo que estrangulaba su garganta. Estaba llorando.



ACTIVIDADES:
1. En el libro aparecen varios juegos y formas de divertirse como futbol, churro va, escondite, cine, leer, contar historias, hacerse exploradores, etc. Haz una lista y al lado anota lo que cuesta en euros cada una de esas actividades. Después repite otra lista con los juegos y formas de divertirse que tú utilizas y vuelve a anotar en euros lo que cuesta cada una. Compara las dos columnas: la de los niños de la historia y la tuya.
2. En la historia nombran dos libros: Los tres mosqueteros, de Alejandro Dumas y La isla del tesoro ¿Sabes quién escribió este último? Búscalos en la biblioteca de tu colegio y pregunta a tu familia si alguien los ha leído o conoce sus historias. Pide que te las cuenten.
3. Como lees en el libro el mar devuelve lo que le tiramos. Ve a una playa virgen como la de Aguamarga, observa en la arena y entre las rocas, ¿encuentras vidrios pulidos o plásticos? Organiza con el AMPA de tu colegio una visita a esta playa para buscar un vidrio pulido de recuerdo y para limpiarla de plásticos.
4. Imagina qué regalo les ha dejado Teresa a sus amigos en “la playa más fea del mundo” y escribe un cuento o poema sobre eso. Envíalo por email (en fichero Word) y acompañado de un dibujo (en fichero JPG) junto con tu nombre, apellidos, curso y colegio a


Podrá ser publicado en nuestro blog.

lunes, 17 de junio de 2019

Acto de entrega de premios del XXIV Concurso Literario del Grupo Leo

Eran la 17:30 horas del viernes 15. Los jardines del Diario Información de Alicante estaban tomados por la inquietud de pequeños y grandes que esperaban la apertura de las puertas para ir presentando sus credenciales, los 24 finalistas y 25 premiados del XXIV Concurso literario que El GRUPO LEO de Alicante viene convocando.
Diego GIla Haro, Coordinador
Como Coordinador del Grupo y Presidente del Jurado aprecié desde el primer momento un comportamiento ordenado, formando la fila de padres ilusionados que deseaban la apertura de la puerta.
Así se hizo. Cada niño, a con sus padres y algún hermanito usaban el derecho de entrada preferente. Al tiempo que algún que otro familiar esperaba en otra fila para poder acceder en función del aforo.
He de destacar la organización de mayores y pequeños que iban accediendo, ordenadamente a la identificación que realizaban cuatro componentes del Grupo.
Mi felicitación por el cumplimiento de las normas que previamente se habían publicado.
Los premiados y finalistas eran dirigidos a su zona, independientes de las familias, que iban ocupando desde la fila marcada sus asientos para poder controlar en aforo de las últimas filas. Mi aplauso por la colaboración colectiva.
Al tiempo que se accedía al templo de la palabra que para nosotros representa el salón del Club Información, una melodía de Juglaría acompañaba una proyección del XIX maratón de lectura celebrado el 2 de abril y del reparto de premios del XXIII concurso del curso pasado.
Era una majestuosa entrada, como si de una catedral se tratara, todos pendientes de poder encontrarse en la imágenes.
Una vez controlado el aforo, y de dar la oportunidad a las personas que esperaban, siendo las dieciocho horas, el salón estaba al completo.
Después de cinco minutos de cortesía, se cerraron puertas y se inició el acto.
Como en otras ocasiones, el silencio se impuso y los rostros de pequeños y mayores reflejaban su ansiedad.
En el escenario bolsas de libros, trofeos y el libro con los trabajos de los premiados presidían el acto.
Tomó la palabra, Diego Gila Haro, Coordinador del Grupo Leo para desarrollar las siguientes reflexiones:
· Con este acto cerramos todas las actividades del Curso 18/19.
· Agradezco la presencia en el acto de padres, del profesorado implicado en el aula apoyando nuestro proyecto. Sin la vinculación vuestra no sería una realidad el Grupo Leo.
Así mismo agradezco:
· Al Club Información en el que realizamos los principales eventos.
· Diputación Provincial que sufraga la publicación no venal del libro con los trabajos premiados.
· A las Instituciones que nos aportan libros: Instituto J. Gil Albert, Área de Cultura Diputación de Alicante y a las distintas Editoriales: Anaya, Algar, Bromera, Editadle, Edebé, SM, Ecu y Amigos de Papel.

Me dirijo a todos los participantes, Finalistas y Premiados para expresaros mi Felicitación.
HOY VOSOTROS SOIS LOS IMPORTANTES DEL ACTO.
Os habéis convertido en Escritores y podéis ver vuestros trabajos en un libro.
Os aconsejo que sigáis siendo amigos de los libros. Leyendo aprenderéis a pensar, a sentir, a expresar vuestros juicios y sentimientos, a comunicaros con los demás, a comprender distintos puntos de vista, a dialogar y a convivir.
Leyendo aprenderéis a buscar vuestra felicidad y a ser personas con criterio, libre y responsables.
En el libro siempre encontraréis un buen amigo.
El acto continuó con el reparto de premios.
En una segunda parte seis premiados leyeron sus trabajos.
En una tercera parte un grupo de Alumnos del Ies Gran Vía de Alicante representaron vivencias sacadas de libro Historias de animales, en presencia de su autor Raúl Mérida Gordillo con el mantuvieron un encuentro en el Centro.
Un acto cargado de palabras, emociones, lecturas, representaciones.
Una forma de crear la inquietud por la lectura y la expresión escrita y de formar personas.

Diego Gila Haro

Finalistas de la Segunda Categoría
Finalistas de la Tercera Categoría
Finalistas de Cuarta y Quinta Categoría
Premiados de Primera y Segunda Categoría
Premiados de la Tercera y Cuarta Categoría


Premiados de la Quinta y Sexta Categoría


Premiados Centro Específico
El boli azul, Moisés Rodríguez Cedeño, 6º de EP del Colegio Santa Isabel
de San Vicente del Raspeig

La dulzura de tu sonrisa, Firdous Mohammedi Aliyeva, 1º ESO
del IES Antonio José Cavanilles de Alicante

Sé como el agua, Mireia Gadea Sempere, 4º de ESO
del Colegio Vicente Paul de Alcoi

Poemas, Taller de Expresión Artística
del Centro ocupacional La Tramoia de Elx


Homenaje a Raúl Merida por parte del alumnado
del IES Gran Vía de Alicante