domingo, 10 de marzo de 2013

Los libros del mes de marzo 2013 del Grupo Leo en La Tiza: "El vampiro Ladislao"

Los libros del mes de marzo 2013 del Grupo Leo
en La Tiza

Artículo visto en:
Suplemento de Educación Infantil "La Tiza" 06-03-2013
Diario Información de Alicante con el Patrocinio de la Fundación CajaMurcia y COES

El vampiro Ladislao

El autor: Enric Lluch (Algemesí, 1949 -):

Enric Lluch i Girbés es un escritor español dedicado a la literatura infantil y juvenil, siendo especialmente conocido en la Comunidad valenciana y en Cataluña, debido a que su obra se publica en idioma valenciano. Forma parte del patronato de la Fundación Bromera para el Fomento de la Lectura.
Participa frecuentemente en tertulias para escolares como escritor, comentando sus libros e intercambiando impresiones con sus lectores. Su obra ha sido traducida al inglés, al francés, al alemán, al portugués, al chino, al japonés y todas las lenguas de España y ha sido igualmente trascrita al sistema Braille.

El Ilustrador: Fernando Falcone (Buenos Aires, Argentina, 1977-):
Nació en 1977 en la ciudad de Buenos Aires (Argentina) en donde vive actualmente. Estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón entre los años 1997 y 2002.
A partir del año 2006 comenzó a colaborar como ilustrador en importantes editoriales de Argentina, España, Francia, Nicaragua y China.
En el año 2008 fue seleccionado como uno de los 32 ilustradores representantes de Argentina en la feria internacional de libros infantiles de Bologna (Italia).
Las técnicas que utiliza son variadas y abarcan desde el dibujo con lápices, oleo, acuarelas, temperas, y distintas combinaciones de esos materiales con retoque digital.

Reseña:
El vampiro Ladislao tiene un problema: sus colmillos no están afilados y sin ellos no da miedo ni puede morder suculentos cuellos. Y es que ¡la vida de vampiro también puede ser muy dura!

La Tiza de la Lectura. Leo, leo, que me animo a leer.
Un cuento:
El vampiro Ladislao

El vampiro Ladislao abrió su ataúd y se desperezó. A continuación, se lavó la cara y los dientes, se peinó, se puso colonia de la buena y llamó por teléfono. 

- Este es el contestador automático de la clínica dental Dentiflor... Por la noche no trabajamos. 

Ladislao soltó una palabra gorda como un balón de reglamento, se encaramó sobre la repisa de la ventana y, recitando la frase mágica, se transformó en murciélago y se lanzó a volar. 

Después de sortear un montón de antenas de televisión, aterrizó en la plaza Mayor,cerca del cuartelillo de la policía local. Se transformó en vampiro humano y se dirigió a pie hacia la puerta. 

El guardia lo miró de arriba abajo. 

- Dígame. 

- Busco un dentista de guardia. -Ladislao habló con educación-. Tengo los colmillos desgastados y necesito un buen afilado. 

El guardia se rascó el cogote. 

- Mire usted -dijo muy serio-. Esto es un servicio de vigilancia nocturna y no estamos para soportar bromas. 

Ladislao se dio media vuelta y se dirigió al dueño de un bar que estaba cerrando la puerta. 

- ¿Sabe usted donde hay un dentista de guardia? 

El señor del bar se le quedó mirando con la boca abierta. Después, movió la cabeza de un lado para otro y murmuró: 

- Todavía falta mucho para Carnaval. Quítese el disfraz y sea usted un poco más serio. 

Ladislao estuvo a punto de contestarle que era un vampiro de verdad, pero el dueño del bar ya se había marchado. 

Ladislao repitió la frase mágica y sobrevoló la ciudad. De repente, sintió hambre y, casi enseguida, observó a un chico joven que iba en una moto.

- Sangre fresca -se dijo. 

Y con los colmillos preparados se lanzó en picado. 

El golpe fue de aúpa. El casco del motorista era de buena calidad y los colmillos desgastados de Ladislao no consiguieron hacerle ni siquiera un rasguño. 

El chico, apenas vio al murciélago rodando por el suelo hecho un ovillo, murmuró: 

- Yo creía que estos bichos nunca tropezaban... 

El vampiro entendió que no le quedaba otro remedio que acercarse al hospital. Por eso, regresó a casa y buscó las gafas de sol. 

“En la sala de espera hay muchísima luz y me sienta fatal” se dijo. 

Entró en la sala de recepción y pidió turno. 

- ¿Motivo de la urgencia? -preguntó el conserje sin quitarle ojo. 

- Afilarme los colmillos -respondió el vampiro.
............................................................................

Fragmento del libro: El vampiro Ladislao
Autora: Enric Lluch
Ilustraciones: Fernando Falcone
Editorial:  Algar
Colección: Álbunes Ilustrados +6
ISBN: 9788498453065
Actividades:
  1. Ladislao tiene los colmillos desafilados y no consigue que se los arreglen. ¿A quien pide ayuda?¿Puedes contarnos tu primera experiencia con el dentista?
  2. ¿Por qué se encuentra solo Ladislao? ¿Qué harías para ayudarle?
  3. Escribe un cuento o poema. Envíalo, acompañado de un dibujo original, al Concurso Literario Grupo Leo 2013:
Grupo Leo
Apartado 3008
03080 Alicante
O por Email a:
  • grupoleoalicante@gmail.com
Importante: No olvides escribir tu nombre, curso, centro educativo y teléfono o e-mail de contacto.
    ...................................................................
    grupoleo@terra.es

    No hay comentarios: