viernes, 4 de mayo de 2012

Leo Leo que me animo a leer: El secreto del huevo azul

Artículo visto en:
Suplemento de Educación Infantil "La Tiza" 2-05-2012
Diario Información de Alicante

La lagartija azul

Y ahora cuéntanos, Rolav, ¿cómo sigue mi  misterioso regalo? ¿ Ha habido algún cambio ?
El salón se quedó en silencio y todos los comensales se volvieron hacia él. Casi tartamudeando, Rolav contestó:
_Pues sí madre: esta tarde, el huevo se ha abierto.
Una exclamación de alegría recorrió la mesa.
_¿Y qué clase de animal ha resultado ser, cariño ?_preguntó la reina encantada con la noticia.
Rolav sentía todas las miradas puestas en él y la sangre se le agolpaba en las mejillas. De pronto, pensó que era imposible decir lo que había sucedido en realidad. Sin saber cómo, se oyó a sí mismo contestando:
_¡Una lagartija !
_¿Una lagartija?_repitió su madre, algo sorprendida. ¡ Qué curioso que aquel huevo guardase una lagartija!, parecían decir también los ojos de los invitados.
Rolav no sabía por qué había dicho aquello, era lo primero que le había venido a la mente, pero en medio de su confusión se dio cuenta de que esa respuesta había decepcionado a los presentes. ¿Qué podía decir para que les pareciese más interesante ?
_Pero es una lagartija distinta a cualquier otra_improvisó_. Es azul, sí, como el huevo. Pero más brillante…Sus escamas son azules y brillantes porque en realidad son zafiros.
Su voz iba tomando confianza a medida que inventaba, y casi podía creerse él mismo que todo era tal y como lo estaba contando. Marqueses, duques y barones le escuchaban maravillados; más maravillados aún que cuando atendían a su hermano mayor. Esto le gustó mucho a Rolav.
_De momento mide un poco más de un palmo_continuó_, y en su pecho las escamas son de color rojo, porque allí no son zafiros, sino rubies.
_¿Qué animal tan extraordinario!_dijo alguien.
_Nunca oí hablar de una lagartija así_Comentó otro, y dando un golpe sobre la mesa sugirió_:¡Quizá se trate de la cría de un dragón !
Una exclamación de asombro recorrió la sala: Incluso los sirvientes se miraron entre ellos alarmados. Todos habían oído hablar de la existencia de dragones, pero jamás habían soñado ver uno.
_¡Qué prodigio! ¡Queremos ver esa lagartija! ¡Tráela, Rolav!_pidieron varias voces. Y algunas cabezas asintieron con entusiasmo.
Rolav sintió un retortijón en la barriga. ¿Qué estaba haciendo ? No había ninguna lagartija que enseñar, y mucho menos una cría de dragón. Trató de pensar rápidamente una excusa.
_Ahora duerme en mi cuarto_dijo_, por eso no la podéis ver todavía. Es que acaba de nacer, está aún muy débil.
En ese momento Rolav vio que Noisuli le observaba desde el fondo del salón. Debía de haber escuchado toda la historia, porque le miraba de un modo extraño. No es que pareciese enfadado, pero el príncipe se dio cuenta de inmediato de que sabía que no
estaba diciendo la verdad. Volviendo los ojos hacia los invitados, intentó no pensar en el mago y siguió contando cómo se había abierto el huevo. Intentaba a medida que hablaba y, aunque el corazón le latía con fuerza, disfrutaba enormemente viendo con que atención escuchaban sus palabras. Al finalizar su relato, todos rompieron en aplausos, y Rolav se volvió a sentar.
La reina pidió orden en la mesa y con voz alegre anunció que, a falta de una pareja de tigres blancos, tal vez pudieran tener un dragón domesticado en su jardín. Esto despertó distintas opiniones, pues la mayoría creían que no podía tratarse de uno de estos fabulosos seres, y a partir de aquí la cena transcurrió en  torno al gran acontecimiento. El héroe era ahora Rolav, y tanto sus padres como sus distinguidos amigos le miraban con aprobación y simpatía.
Cuando se fueron a dormir, lo hicieron con la firme promesa del príncipe de que, a la mañana siguiente, la extraordinaria lagartija será llevada al desayuno para que todos pudieran admirarla.      

............................................................................
Tomado del libro:
El secreto del huevo azul
Autor: Catalina González Vilar
Ilustraciones: Tomás Hijo
Premio El Barco de Vapor 2012
Editorial: Ediciones SM
Actividades:
  1. ¿Cómo era el animal que se inventó Rolav? ¿Te atreves a dibujarlo?
  2.  En el texto se citan una serie de piedras preciosas. Haz una relación de ellas.
  3. ¿Quién era Noisuli?
  4. Invéntate un animal fantástico y escribe una historia que hable de su nacimiento y envíanos tu historia  acompañada de un dibujo   grupoleoalicante@gmail.com.
...................................................................
grupoleo@terra.es

No hay comentarios: