miércoles, 10 de enero de 2018

Los libros del mes de enero: "Libro de brujas españolas"


Reseña:
Los 42 cuentos maravillosos que reúne este libro, y las 24 historias y leyendas que lo complementan, tienen como protagonista a la bruja, el ser que quizá más haya asustado a niños y adultos en todos los tiempos... tal vez porque las mujeres con poder asustan mucho. Sobre todo las que viven solas, independientes, esas ancianas que por viejas son sabias, unas veces buenas y otras malas. Son mujeres a las que se llama «brujas», a veces «hechiceras», a veces «hadas», según usen su poder.
En este libro las hay atlánticas, cantábricas, pirenaicas, mediterráneas y del interior: todas llegan desde las leyendas y los cuentos españoles al aquelarre de este libro.

La autora:
Ana Cristina Herreros Ferreira (León, 1965), es licenciada en Filología Hispánica por la Universidad Autónoma de Madrid. Especialista en literatura tradicional, ha sido responsable de la edición de diversas recopilaciones de literatura oral y popular, así como de diversos artículos sobre animación a la lectura y técnicas narrativas.
Ha publicado Cuentos populares del Mediterráneo, Libro de monstruos españoles (Premio Nacional al Libro Mejor Editado), Libro de brujas españolas, La asombrosa y verdadera historia de un ratón llamado Pérez (Con Violeta Lópiz), y Geografía mágica (Premio Nacional al Libro Mejor Editado), Cuentos populares de la Madre Muerte .

El ilustrador:
Jesús Gabán Nace en 1957 en Pozuelo de Alarcón, Madrid. Durante algunos años asiste a las clases de dibujo del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Se dedica a la ilustración de libros infantiles y juveniles desde 1981. Ha sido finalista en el Premio Lazarillo de Ilustración en 1983, del premio Apel·les Mestres en 1.983 y ganador del mismo premio en 2004. Premio Nacional de ilustración Infantil y Juvenil en 1.984, 1.988 y 2.000. Seleccionado en el catálogo “Withe ravens” en 1987. Medalla de bronce en la exposición “Arte en el Libro” de Leipzig en 1.989. Diploma de honor y Menciones Especiales en el Premio Catalonia en 1.984, 1990, 1992 y 1997. Premio Internacional de Ilustración de la Fundación Santa María en 1.995. Lista de Honor Premio C.C.I. en 1.998. Su libro “Abdul y el león del Atlas” fué elegido en el “VI Simposio sobre Literatura Infantil y Juvenil” organizado por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez como uno de los “Cien mejores libros infantiles españoles del siglo XX”. Premio en 2006 a la mejor fotografía digital en el concurso “Tierra de todos” organizado por la Comunidad de Madrid en Alpedrete, localidad en la que reside actualmente. Imparte cursos y talleres de ilustración en España y otros países. Invitado por el Instituto Cervantes a participar en sus programas culturales en diversas sedes del mundo.

EL AMA DEL DIABLO

Esto era un rey que tenía una hija y se enamoró un paje de ella, pero el rey no quería que se casara con un paje, y le dijo al muchacho:
–Si quieres casarte con mi hija tienes que traerme los tres pelos del diablo y decirme por qué el manzano de las manzanas de oro ya no da fruto y por qué la fuente que manaba vino se ha secado.
Total que el paje se marchó a buscar al diablo y después de mucho andar se encontró con que tenía que cruzar un río, y cuando dijo al barquero que iba a buscar los tres pelos del diablo, le pidió el barquero:
–Mira a ver si te enteras de lo que tengo que hacer para soltar los remos de esta barca que nunca puedo soltar.
–Bueno.
Total que siguió andando, andando y ya llegó a dónde vivía el diablo. Llamó y salió a abrir una vieja bruja que le cuidaba.
–¿A qué vienes aquí?
–Vengo a pedirle un favor. Si no le llevo al rey los tres pelos del diablo y la respuesta a por qué el manzano de oro no da manzanas y por qué la fuente que manaba vino se ha secado, no me puedo casar con su hija. De paso, me gustaría saber qué tiene que hacer el barquero para dejar su barca.
–Bueno, pues te voy a convertir en piojo y te metes entre los pliegues de mi vestido. Cuando venga el diablo, tú le picas para que yo le pueda arrancar los tres pelos, y cuando yo esté fingiendo que le quito los piojos, tú escuchas lo que dice.
Y así se hizo. La bruja lo convirtió en piojo y él se escondió entre sus ropas. Cuando llegó el diablo, saltó a su cabeza y comenzó a picarle. El diablo empezó a rascarse la cabeza y a quejarse, y la bruja se puso a quitarle los piojos al diablo. Y allí estaba quitándole los piojos cuando le arranca un pelo:
–¡Voto a Dios!– se quejó el diablo.
Hombre, es que estaba despistada pensando en el manzano del rey, que daba manzanas de oro y ya no las da.
–Pues ese árbol de oro no da manzanas porque hay un ratón que roe las raíces. En cuanto maten al ratón que roe las raíces, el árbol volverá a dar manzanas.
Entonces va y le arranca otro pelo.
–¡Voto a Dios!
–Hombre, es que me he distraído pensando en la fuente del rey que manaba vino, y ya no lo mana.
–Pues esa fuente no mana ya vino porque hay un sapo que vive en la cañería. En cuanto saquen el sapo, volverá a manar vino.
Sigue despiojándalo y al rato le da otro tirón.
–¡Voto a Dios!
–Hombre, otra vez me he distraído pensando en un barquero que está en la barca que cruza el río y nunca puede soltar los remos.
–Pues mira que es tonto. Si quiere soltar los remos, que se los dé al primero que pase.
Ya tenía el paje los tres pelos y las respuestas. Sale de casa del diablo, convertido otra vez en paje por la bruja, y llega al río donde estaba el barquero, que le pregunta:
–¿Te ha dicho el diablo qué debo hacer para soltar los remos de esta barca?
–En cuanto pase, te lo diré.
Total que pasan y cuando ya está en la otra orilla le dice lo que le había dicho el diablo:
–Si quieres soltar los remos, sólo tienes que dárselos a otro.
Y salió corriendo a la casa del rey, a donde llegó con los tres pelos y las respuestas. Quitan el ratón de las raíces del manzano de oro que daba manzanas, y el árbol vuelve a dar fruta de oro. Sacan el sapo de la cañería de la fuente que manaba vino, y de la fuente vuelve a salir vino. Pero el rey, codicioso, quiso él mismo ir a ver al diablo a preguntarle por los tesoros escondidos, y cuando llegó a donde el barquero y subió a la barca para pasar al otro lado del río, el barquero le dio los remos para que probase él a remar, y allí se quedó el rey, rema que te rema. ¿Y el paje? Pues se casó con la princesa.

Ilustraciones de: JesúsGabán
Publicado por: Editorial Siruela
ACTIVIDADES
1.- Dibuja un cómic contando la historia de este cuento.
2.- ¿Qué respuestas tenía que llevar el paje para casarse con la hija del rey?
3.- Este cuento se presta muy bien para una dramatización. En colaboración con tu equipo de trabajo representad este cuento en clase.
4.- Escribe un cuento cuya protagonista principal sea una bruja y envíalo por correo postal con un dibujo indicando tu nombre, apellidos, número de teléfono particular y e-mail de tus padres a:
Concurso Literario del Grupo Leo
Apartado de correos 3008
03080 Alicante

1 comentario:

DIEGO dijo...

Un cuento con preciosas ilustraciones una muestra del libro que ha sido tomado. Siempre la bruja por medio.