domingo, 24 de febrero de 2013

Los libros del mes de febrero 2013 del Grupo Leo en La Tiza: "La criatura del bosque"

Los libros del mes de enero 2013 del Grupo Leo
en La Tiza

Artículo visto en:
Suplemento de Educación Infantil "La Tiza" 20-02-2013
Diario Información de Alicante con el Patrocinio de la Fundación CajaMurcia y COES

La criatura del bosque

El Autor: Pedro Riera (Barcelona, 1965 -):
Licenciado en Ciencias de la Información. Ha trabajado en televisión, cine y publicidad, principalmente en las áreas de producción y realización. En 1997 se instaló en Bosnia, donde trabajó durante dos años como productor, realizador y guionista de las campañas de televisión y radio de una organización internacional; y como fotógrafo free lance para Associated Press y diversas ONG.
De su experiencia en los Balcanes han salido dos novelas Heridas de Guerra(2004) y Un Alto en el Campo de los Mirlos (2005). 
La leyenda del Bosque sin nombre es su primera incursión en la literatura infantil y juvenil, con la que ya ha ganado el Premio CCEI de Literatura.

Reseña:
Dos amigos se retan a subir por la noche hasta el cerro de Ahorcaperros para impresionar a una chica. En su camino encuentran una fantasmagórica apariencia que hace que uno de los dos pierda la apuesta. A partir de ese día es tradición subir anualmente a desafiar a la extraña criatura bautizada como «Bichogordo». Treinta años después el protagonista de la velada es Matías, un niño introvertido capaz de comunicarse con objetos y animales. En el monte, Matías descubre qué es en realidad el extraño animal. Aliado con su prima Asia, su tía Úrsula, Belisario y el guarda forestal, pondrán todo su empeño en guardar el secreto de la criatura del bosque.

La Tiza de la Lectura. Leo, leo, que me animo a leer.
Un cuento:
Miedo en el bosque
Los dos niños iniciaron su peculiar duelo arrojándose desde una roca que estaba apenas a dos metros del agua y fueron incrementando la altura muy poco a poco. Era evidente que querían alargar la contienda al máximo para tener la ocasión de exhibirse, no sólo delante de la niña, sino también de todo el grupo de amigos. A aquellos dos chicos siempre les había gustado ser el centro de atención. Antes de tirarse al agua, hacían mucho el payaso, gesticulaban de forma teatral fingiendo temblar de miedo. Sus amigos les reían las gracias y aplaudían. A la niña todo aquel espectáculo le aburría.
Entonces, uno de los niños calculó mal el salto y cayó cerca de una gran roca de afilaos cantos, el otro pensó que lo había hecho a propósito y se tiró aún más cerca. A partir de ese momento el pique se hizo más peligroso, la niña comprendió que si no los detenía, uno de ellos acabaría por hacerse daño. Y como sabía que con palabras no convencería a ese par de brutos, decidió pasar a la acción. Sin pensárselo dos veces, trepó hasta la roca más alta, hizo una reverencia a sus atónitos amigos y se zambulló de cabeza en la poza.
Todos la aplaudieron y la vitorearon, menos los dos niños que se habían quedado pasmados, de pronto, su duelo carecía de sentido. La niña a la que habían querido impresionar les había puesto en ridículo. Abandonaron la competición y se fueron a tumbarse a la roca plana donde solían tomar el sol.
-        ¿Os ha gustado mi salto?-les preguntó, saliendo del agua.
-        Bah, cualquiera puede saltar desde esa roca-comentó uno de ellos.
-        Lo sé. Por eso no entiendo a qué venía tanto numerito. ¿A quién creíais que ibais a engañar? A mí no, desde luego. Aunque, con toda esta historia, he de reconocer que me ha entrado curiosidad por averiguar quién es el más valiente de los dos. ¿Qué os parece si os propongo yo una prueba?
Los dos chavales se incorporaron al instante sobre sus codos.
-        Di lo que sea y lo haremos. Yo no tengo miedo a nada.
-        Y yo menos.
-        Bien, esto es lo que quiero que hagáis, esta noche iréis los dos al bosque y tomaréis el camino que lleva al Cerro de Ahorcaperros. Caminaréis en la oscuridad hasta que uno de los dos reconozca que tiene miedo y quiera volver.
-        ¿Podemos llevar una linterna?
-        Claro que no, el bosque no da ningún miedo con una linterna.
-        Pero es que hoy habrá luna nueva, estará todo tan oscuro que no se verá nada, ni siquiera podremos mantenernos dentro del camino.
-    Entonces iréis mañana, al estar la luna en primera fase creciente, alumbrará lo justo para que alumbréis el camino. De todas formas, podréis llevar una linterna, pero el primero que la encienda perderá el reto. ¿Qué me decís? ¿Os atreveréis a hacerlo?
-        Por supuesto -contestaron los dos a la vez.
Dos noches más tarde, los dos chicos se escaparon de sus casas y se adentraron juntos en el bosque. A pesar de la oscuridad, no sintieron miedo y estuvieron charlando animadamente para demostrarse el uno al otro que estaban tranquilos, ambos sabían que el bosque no era peligroso. Hacía años que no había osos, ni lobos y los jabalíes solo atacaban si te acercabas a sus crías. Así que no tenían nada que temer, pero poco a poco los ruidos fueron haciendo mella en su serenidad y dejaron de hablar.
............................................................................

Fragmento del libro: La criatura del bosque
Autora: Pedro Riera
Editorial: Edebé
Colección: +12
ISBN: 978-84-236-9410-5
Actividades:
  1. ¿Qué te parece la actitud de los niños ante sus amigos y la chica?
  2. ¿Qué crees que provocó el último ruido que oyeron los niños?
  3. Seguro que tú has vivido alguna aventura de excursión por el bosque, cuéntanosla. Envíala, acompañada de un dibujo original, al Concurso Literario Grupo Leo 2013:
Grupo Leo
Apartado 3008
03080 Alicante
O por Email a:
  • grupoleoalicante@gmail.com
Importante: No olvides escribir tu nombre, curso, centro educativo y teléfono o e-mail de contacto.
...................................................................
grupoleo@terra.es

No hay comentarios: