viernes, 13 de marzo de 2015

DESDE NAZARET: CONECTANDO CON MIGUEL HERNÁNDEZ



Comenzábamos a leer, Miguel Hernández en 48 estampas, de Pedro Villar.

En mil novecientos diez
en la ciudad de Orihuela
nacía Miguel Hernández,
un futuro, una promesa.


Profe, ¿podemos ir a Orihuela?. Claro que si, iremos a finales de febrero. Y así lo hicimos. Nos preparamos para ir en tren, con nuestras mochilas y cómo no, con nuestros libros.
Para algunos, era la primera vez que viajábamos en tren. Cuando llegamos a Orihuela, almorzamos en el parque de La Glorieta y de allí nos fuimos a visitar la casa museo de Miguel Hernández.
Vimos su habitación, sus alpargatas, su jonfaina, su cocina, la letrina, el lugar donde guardaba el ganado y el huerto.
Descubrimos donde se escondía para leer y escribir y nos imaginamos las cabras en el cobertizo.




Aquí, bajo la higuera recitamos y cantamos con un toque flamenco varios poemas del libro de Pedro Villar, Miguel Hernández en 48 estampas.
Después fuimos al colegio Santo Domingo, donde el conserje, muy amable, nos invitó a pasar y nos enseñó los claustros y la iglesia. Nos lo explicó muy bien y aprendimos muchas cosas.



A la vuelta, esperando el tren, continuamos con nuestra lectura.











 

Y en el viaje de vuelta, amenizamos con nuestro cante a los universitarios que volvían a casa. Hicimos amigos y lo pasamos muy bien. Ahora esperamos que Pedro Villar nos visite en el cole y se lo contaremos.



Grupo de lectores del colegio Nazaret

No hay comentarios: