viernes, 12 de abril de 2013

Los libros del mes de abril 2013 del Grupo Leo en La Tiza: "Cuentos de Diego y Daniela"

Los libros del mes de abril 2013 del Grupo Leo
en La Tiza

Artículo visto en:
Suplemento de Educación Infantil "La Tiza" 10-04-2013
Diario Información de Alicante con el Patrocinio de la Fundación CajaMurcia y COES

Cuentos de Diego y Daniela

La autora: Verónica Uribe (Santiago de Chile -Chile-):
Periodista y reconocida editora de libros para niños y fundadora de la editorial Ekaré. Ha publicado numerosas adaptaciones de cuentos y versos de la tradición criolla, indígena y europea, algunas de las cuales han sido traducidas a otros idiomas. Autora de varios libros, entre ellos: El mosquito zumbador, Diego y los limones mágicos, Diego y el barco pirata y Diego y la gran cometa voladora.
El Ilustrador: Ivar Da Coll (Bogotá -Colombia-):
En 1985 creó las seis Historias de Chigüiro y, desde entonces, se dedica a escribir e ilustrar para los niños. Cuando era muy joven trabajó en una compañía de títeres dando vida a distintos personajes, de allí su amor por la literatura infantil. Su trabajo le ha merecido varios premios.

Reseña:
Los cuentos de Diego y Daniela fueron publicados originalmente en tres libros separados: Diego y los limones mágicos, Diego y el barco pirata y Diego y la gran cometa voladora. Ahora recopilados en un solo libro, con las divertidas ilustraciones originales, podrán disfrutar de Diego y Daniela y sus aventuras con la abuela que se reúne con piratas, come galletas mágicas y vuela cometas especiales.

La Tiza de la Lectura. Leo, leo, que me animo a leer.
Un cuento:
LOS LIMONES MÁGICOS
Un día, estaban Diego y Daniela jugando en la sala, mientras la abuela preparaba galletas en la cocina. Después de meterlas en el horno, la abuela se asomó:
- ¿Qué desorden terrible es este? _preguntó.
- Jugamos a zafarrancho, abuela  _contestaron Diego y Daniela_. ¿Quieres jugar con nosotros?
Pero la abuela no quería.
- Será mejor que vayamos a pasear _dijo.
- ¿A dónde vamos, abuela? _ preguntaron Diego y Daniela.
- A la casa de la bruja _contestó la abuela.
Diego y Daniela se miraron asombrados.
La abuela se puso su sombrero y salieron. Caminaron por una larga calle empedrada y luego por un angosto sendero de tierra.
Iban asustados y emocionados.
Por fin, llegaron. La casa de la bruja era vieja vieja, sucia sucia, oscura oscura.
- Tétrica _dijo la abuela.
El jardín parecía un pedazo de selva. En medio, había un coche abandonado lleno de helechos y de flores. En el volante estaba posado un pajarito.
- ¿Dónde está la bruja? _preguntó Diego.
Y el pájaro cantó:
No está en la sala
ni está en la cama;
recoge flores
de la retama
 Justo en ese momento:
Shhhhhhhhhhhuishhhhh
La bruja pasó volando por encima de sus cabezas. Sintieron un viento helado y tiritaron.
La abuela los tomó de la mano y corrieron, corrieron de regreso a casa.
Llegaron en un suspiro. La abuela se sacó el sombrero, se abanicó y fue a ver si estaban listas las galletas. Pero no, todavía estaban crudas.
Entonces, Diego, callado, calladito, le propuso a Daniela:
-¿Vamos tú y yo solos a casa de la bruja?
Y así lo hicieron.
Diego y Daniela caminaron por la larga calle empedrada y luego por el angosto sendero de tierra. Iban tiritando.
La casa de la bruja no había cambiado nada.
Estaba vieja vieja, sucia sucia, oscura oscura.
-Tétrica _dijo Diego.
-¿Dónde estará la bruja ? _Preguntó Daniela.
Y el pajarito cantó:
No coge flores
de la retama;
busca limones
de rama en rama.
En el limonero estaba la bruja, con su lechuza y su escobita. Al verlos…
Shhhhhhhhhhhuishhhhh
Voló por sobre sus cabezas.
Diego y Daniela sintieron un viento helado y tiritaron.
Entonces se tomaron de la mano y corrieron, corrieron… pero la bruja volaba muy rápido, los alcanzó y aterrizó justo delante de ellos.
- Gracias por venir a visitarme _dijo la bruja de lo más educada.
Diego y Daniela la miraron sin poder hablar.
- Como regalo por la visita, tengo estos limones mágicos _dijo la bruja.
- ¿Para qué sirven ? _preguntó Daniela.
- Quien los muerde se transforma en sapo _contestó la bruja y se fue volando.
Al llegar de regreso a la casa, Diego preguntó:
-¿Están listas las galletas?
-Aún no_ dijo la abuela-.¿Y esos limones tan bonitos?
-Son mágicos _dijo Diego.
La abuela tomó uno. Lo miró bien:
-No me parece mágico _dijo, y lo mordió.
Inmediatamente se transformó en sapo, saltó sobre el sillón y dijo:
Croac croac.
Diego y Daniela se miraron.
-Tenemos que volver a casa de la bruja _dijeron.
Caminaron por la larga calle empedrada y por el angosto sendero de tierra. Iban muy preocupados.
La casa no había cambiado nada.
Estaba vieja, sucia, sucia, oscura, oscura.-Tétrica_dijo Daniela.
-¿Dónde estará la bruja?_preguntó Diego.
Y el pajarito cantó:
No coge limones
del limonero;
prepara pociones
en su caldero.
Diego y Daniela se asomaron por la ventana de la cocina y la bruja los invitó a pasar.
- La abuela se transformó en sapo _dijo Diego_. Danos un remedio para que se transforme en abuela otra vez.
- No faltaba más_contestó la bruja, de lo más educada.
Revolvió la olla con mucho cuidado, dijo las palabras mágicas…
.....................................................................
Fragmento del libro: Cuentos de Diego y Daniela
Ilustraciones: Ivar Da Coll
Editorial: Ekaré + 7 años
ISBN: 9788494025662
Actividades:
  1. En vez de jugar con ellos. ¿Qué les propone la abuela a Diego y Daniela?
  2. ¿Cómo era la casa de la abuela? Haz un dibujo de la casa y píntalo. Y no te olvides poner en su tejado a la abuela de los niños convertida en sapo. 
  3. Sigue escribiendo la historia y cuenta cómo consigue la bruja desencantar a la abuela.
  4. Ayuda a la bruja e invéntate un conjuro.

      ...................................................................
      grupoleo@terra.es

      No hay comentarios: