lunes, 9 de noviembre de 2015

Los libros del mes de noviembre "Cornelia, la bruja holgazana"



Reseña:

Cornelia es una bruja especial. Lo que más le gusta del mundo no es hacer magia, sino leer. Tanto le entusiasma, que olvida sus obligaciones como bruja. Por eso, una vez cada siglo, cuando la visita Flavia Lasabia, la presidenta de las brujas, debe ingeniárselas para hacerle creer que sigue trabajando el arte de los conjuros. Pero en esta ocasión Flavia ha llegado sin avisar y… ¡Cornelia lleva años leyendo!
Lectura recomendada a partir de 8 años.

La autora:

Raquel Míguez, madrileña de origen gallego, es licenciada en Periodismo, correctora y profesora de escritura creativa. Es la autora de las novelas Una bruja está borrando la ciudad, finalista del Premio Lazarillo 2010 (Dylar, 2013), y El verano que desaparecieron Los Trogloditas (Algar Editorial).
Ha publicado los cuentos «Carmen era una estrella» y «Mentiras, mentiras», para “Los cuentos de TVE”; «Un elefante en la sopa», seleccionada por Delenda est Carthago para su proyecto Cuentos del doctor Tiritas y varios títulos para diferentes colecciones de CEAPA. Ha sido finalista de la primera edición del certamen «Cuentos Cortos Bohodón» y del concurso de micro relatos «Relatos en Cadena», de Cadena SER. Es licenciada en Ciencias de la Información y correctora profesional de textos. Compagina su labor literaria con la periodística, realizando entrevistas a personajes de actualidad para la revista Mía, del grupo alemán GyJ.
Es uno de los fundadores de LEE (Laboratorio Experimental de Escritura) donde realiza actividades de animación a la lectura y escritura para niños, jóvenes y adultos y publica bajo el nombre colectivo de Isaura Lee.


La ilustradora:

Mar Blanco pasa sus primeros 18 años en Santa Pola, su pueblo natal. A esa edad y guiada por su vocación, se muda a Granada y cursa su primer año de facultad centrada en el dibujo y la pintura tradicional. Tras este año de estudios continúa su licenciatura en Bellas Artes en la Universidad Politécnica de Valencia, donde cuatro años más tarde e interesada en el mundo de la ilustración, estudia el grado de Dibujo Animado. Completa su formación en Irlanda y en Nueva York y llega a Madrid en 2010.
De puerta a puerta, con su carpeta de dibujos bajo el brazo y sintiéndose identificada con el frustrado personaje de Stephane en "La ciencia del sueño", cursa un máster de Dirección de Arte mientras espera una suerte mejor. Durante este tiempo conoce en persona al poeta Rodolfo Serrano, quien sin todavía saberlo será clave en los inicios de su carrera profesional. Unos meses después empieza a trabajar como ilustradora y diseñadora para Paqui Hernández, editora del equipo del que sigue formando parte en la actualidad y de la que dice haber aprendido el oficio, la regularidad y la profesionalidad.
Gracias a todo ello es freelance desde 2011, año en que la editorial Cuento de Luz publica su primer álbum ilustrado "Dorothy, a different kind of friend" (Roberto Aliaga). La presentación de este primer proyecto, que es premiado con un International Latino Book Award en la feria de Miami, hará que otros editores se fijen en su trabajo, abriéndose así la veda de publicaciones hasta la fecha: Todo empieza y todo acaba en ti (Ismael Serrano, 2012), La risa de Ignacio (2014), Vida de Frederick Douglass escrita por él mismo (2013), Borges para niños (2013), Las bolsitas de la señora "T" (Paula Merlán, 2015), Cornelia, la bruja holgazana (Raquel Míguez, 2015) y un largo etcétera.

Actualmente se encuentra inmersa en su proyecto más personal, el que será su primer libro escrito e ilustrado íntegramente por ella y con el que se distancia del lenguaje infantil.

Ha dibujado para:

Sony Music, Universal Music Spain, Público.es, Bazaar Magazine, Kellogg`s, Asociación Española de Pediatría (AEP), Comunidad de Madrid, Los Paraísos Desiertos, Alcalá Ediciones, Editorial Algar, Editorial Bromera, Amigos de Papel, Cuento de luz, Eventos y Sinergias, Editorial Palabra, Lúa Ediciones ...


LA BRUJA HOLGAZANA

Una vez al siglo Flavia Lasabia, la bruja presidenta, emprendía un largo viaje. Una por una, visitaba las casas de todas las brujas del reino y todas, todas las brujas se preparaban durante meses para la visita de la más poderosa ensayando una y otra vez sus mejores encantamientos. Todas menos una: Cornelia. Porque Cornelia siempre pensaba que había tiempo para hacer las cosas y lo dejaba todo para el último momento:

-No hagas hoy lo que puedas dejar para mañana –decía, al tiempo que ojeaba un libro.

Mientras que las demás brujas recorrían el bosque arriba y abajo para encontrar hierbas y setas con las que mejorar sus brebajes, Cornelia buscaba los ingredientes de los suyos entre las páginas de los libros y luego los hacía aparecer entre las hierbas del jardín. Así, todo cuanto necesitaba lo tenía siempre al alcance de la mano.

-¿Qué mejor cosa para aprender magia que aplicar la magia? –se decía.

Cuando las otras brujas ensayaban conjuros cada vez más potentes, ella se preparaba un té y se sentaba a leer delante de la chimenea, mientras sus pócimas a medio terminar languidecían en sus frascos.

La casa de Cornelia estaba en el sur, en la frontera donde acaba el reino. Flavia Lasabia tenía por costumbre iniciar el viaje desde el norte.

Ese año, sin embargo, en el último momento había decidido empezar su inspección por el sur. Justo por la casa de Cornelia… Claro, que eso Cornelia no lo sabía.

-Tardadrá una semana en llegar hasta aquí –había calculado la bruja perezosa esa mañana, al despertar-. Leeré un rato, antes de levantarme.

Todo lo que Cornelia sabía lo había aprendido en los libros, así que la verdad es que sabía un montón de cosas. Pero, si leer es lo más importante para cualquiera, no es suficiente para una bruja. Para aprender a utilizar sus dones, además de leer, una bruja ha de practicar mucho. Todos los días. Durante todos los años de su larga vida. Y ella, Cornelia, apenas practicaba.

En casa de Cornelia había objetos y seres extraños, resultado de sus constantes equivocaciones al combinar palabras mágicas. Tenía una tetera con bigotes que maullaba cuando hervía agua; un sapo con corona que se paseaba por la sala con paso majestuoso, y una calabaza taxi que rodaba a toda velocidad de la sala a la cocina llevando cosas en su barriga.

Aquel día, el día que Flavia empezó desde el sur su largo viaje al Reino Mágico, a Cornelia le esperaban algunas sorpresas y mucho trabajo.


Ilustradora: Mar Blanco
Editorial: Algar
Colección: Calcetín amarillo


ACTIVIDADES

1.- En la lectura hay un refrán que Cornelia lo dice a su manera. ¿Cómo es en realidad? ¿Lo sueles llevar a la práctica?

2.- Hacer una relación de profesiones y actividades para las que sea necesario una práctica constante para llevarlas a cabo de la mejor manera posible.

3.- ¿Cómo te imaginas los objetos y seres extraños que había en casa de Cornelia? ¿Los quieres dibujar?

4.- Escribe un cuento o un poema y envíalo acompañado de un dibujo original, vuestro nombre, apellidos curso, colegio, e-mail y teléfono particular a:

Concurso GrupoLeo
Apartado 3008
03080 Alicante

No hay comentarios: