martes, 14 de abril de 2015

Los libros del mes de abril "El hada Roberta"




Reseña:

Narración fantástica que cuenta que Lucía es muy desdichada porque no se gusta nada. Las hadas deciden ayudarla y le mandan a Roberta, un hada de gran corazón que compone canciones, pero algo novata y despistada en sus hechizos. A partir de ese día, Roberta acompaña a Lucía al colegio, al zoo, a la biblioteca..., y en todas partes pone en apuros a la niña con sus hechizos mal acertados. Al final, después de tantas aventuras, el hada Roberta consigue su propósito: Lucía descubre, feliz, su gran belleza, porque ella es única e irrepetible, como todos y cada uno de nosotros.
Es una historia divertida en la que encontramos también algunos poemas con versos simpáticos.
Libro recomendado para el segundo Ciclo de Primaria

La autora:

Carmen Gil Martínez. Escritora española (Cádiz, 1962) especializada en literatura infantil, labor que comparte con la enseñanza y la animación cultural para niños, ha realizado proyectos de teatro, títeres, cuentacuentos, talleres de danza... Imparte cursos de poesía en colegios de Educación Primaria y da charlas de animación a la lectura para padres y maestros.
Comenzó a publicar en 2003, fecha desde la cual se han editado más de 80 obras suyas, muchas de ellas traducidas a diversos idiomas, aparte de todos los del territorio español.
En 2011 la Junta de Andalucía le concedió la Medalla de Oro al Mérito en Educación por su labor de animación a la lectura.

Ha publicado obras con editoriales como Planeta, SM ,Hiperión., Kalandraka…Su libro La sonrisa de Daniela ( Editorial Kalandraka) al que guarda especial cariño, fue distinguido con un White Raven, concedido por la Biblioteca Internacional Jugend de Munich (Alemania). En su palmarés puede presumir de que tres de sus libros han sido seleccionados por el Gobierno de México, y otros dos por el de Chile, para ser distribuidos por las bibliotecas públicas del país.

ROBERTA

Roberta era un hada pequeñita, del tamaño de un bote de pimienta o de un huevo de pascua o de musaraña. Con su pelo tieso y colorado, la cara salpicada de burlonas pecas y una sonrisa alegre, capaz de llenar de luz el día más nublado, Roberta andaba siempre de acá para allá alborotándolo todo. Y es que Roberta era un hada muy soñadora.
A Roberta le gustaban muchas cosas: llevar medias de rayas de colores, volar en primavera entre las lilas, desayunar tostadas con mucha mermelada, reír a carcajadas hasta que le dolía la mandíbula, sacar brillo a las estrellas, comer mucha fruta, tirarse de cabeza a las nubes… Pero lo que más le gustaba de todo era inventarse canciones e interpretarlas con su guitarra para las demás hadas. Cada vez que había un corrillo de hadas bailando sin parar, era porque Roberta estaba en el centro cantando alguna de sus canciones.
Pero, claro, como siempre estaba muy concentrada atrapando palabras en el aire, no prestaba atención a lo que hacía, metía mucho la pata y le salía todo al revés. Así que se estaba ganando fama de patosa en todo el reino de las hadas.
Cuentan que, una vez, Roberta estaba practicando palabras mágicas para que un cañón, en vez de balas, disparase nubes de algodón:

Cáspiris chásquirris palas,
que este brillante cañón
dispare, en lugar de balas,
nubes de algodón.

Como el hechizo era de efecto retardado y Roberta era incapaz de estarse quieta un minuto, se puso a cantar y a bailar:

No soy un hada ordinaria:                   
¡el rosa me da urticaria!
En vez de gorro con tul,
uso siempre boina azul.

Mi cabello no es dorado,
sino tieso y colorado.
Mi peine no es de oro fino,
pero me importa un comino.

No me baño en aguamiel,
me ducho con ducha y gel.
No bebo agua de rocío,
prefiero un sorbete frío.

Ni custodio un gran tesoro,
ni tejo con rueca de oro;
pero bailo rock and roll
llueve, truene o haga sol.

Canto como una cigarra,
no con arpa, con guitarra;
y me gusta rapear
más que a los peces el mar.

Uso minifalda, mallas,
botas y medias de rayas
divertidas y graciosas;
¡las túnicas son tan sosas!

Y me chifla día y noche,
hechizar a troche y moche.
Con un toque de varita
la vida es siempre bonita.

A veces me lío un poco,
me descoco y me equivoco
y más de una vez al mes
todo me sale al revés.

Pero eso no me derrumba.
Canto un rap, bailo una rumba
y, antes de que me dé cuenta,
ya estoy otra vez contenta.

Tan bien se lo estaba pasando Roberta y tanto estaba disfrutando viendo bailar a las hadas, que se le olvidó que el cañón no dejaba de disparar nubes a diestro y siniestro. La Tierra entera se había cubierto de una espesa capa blanca y no había nadie capaz de ver más allá de sus narices. Durante un buen rato la gente anduvo a tientas. Menos mal, que quitando varios tropezones, con algún que otro encontronazo, no hubo que lamentar males mayores. Por esda vez, el despiste del hada no había pasado de ser una simple anécdota. Y es que precisamente anécdotas no faltaban en su vida.
Cuentan que, en otra ocasión, Roberta tuvo que desencantar a un príncipe al que la bruja Oliva había transformado en sapo. Pero el hada, en vez de dedicarse a estudiar bien las palabras mágicas que tenía que pronunciar, se pasó la tarde dándole vueltas a unos versos para una canción. Cuando llegó el momento de decir:

Que este sapo repugnante
se convierta en un instante
en un príncipe elegante.
Roberta dijo:
Que este sapo repugnante
se convierta en un instante
en un enorme elefante.

Y para colmo de males, el príncipe elefante se enamoró de una elefanta que pasaba en ese momento por allí y ya no hubo manera de convencerlo de que se dejara transformar otra vez en príncipe.
Pero, a pesar de los pesares, Roberta era feliz y todas las hadas querían estar cerca de ella porque les contagiaba su alegría.

Tomado de: El hada Roberta
Autora: CarmenGil
Ilustrador: PepBrocal
Editorial: Bambú



ACTIVIDADES:

1.- Leyendo la descripción de Roberta, ¿os animáis a representarla en un bonito dibujo?
2.- Roberta contagiaba su alegría a las demás hadas. ¿Conocéis a alguien que también contagie alegría estando a su lado?
3.- Escribe un cuento o un poema sobre una persona muy alegre y optimista y envíalo por correo postal, acompañado de un dibujo, con nombre y apellidos, curso, colegio, nº de teléfono y dirección de e-mail a:
Concurso Literario Grupo Leo
Apartado de Correos 3008
(03080 Alicante)

No hay comentarios: